Yoga para embarazadas

¿ES BUENO HACER YOGA EN EL EMBARAZO?

Los cambios en el cuerpo de una mujer que se producen en el embarazo producen en ocasiones molestias, dolores y un estado de ánimo decaído. Practicar el yoga para embarazadas es una buena manera de solucionar estos problemas y prepararse para el parto.

Las posturas que se practican en este tipo de situaciones están encaminados a la relajación, la meditación, a fortalecer el cuerpo con las asanas(ejercicios y posturas), y a controlar la respiración.

Los ejercicios son seguros para la mamá y para el bebé pero se deben comenzar las clases en el segundo trimestre del embarazo. El primer trimestre es cuando más problemas pueden aparecer en el feto y la posibilidad de un aborto por lo que es mejor esperar los tres primeros meses sin realizar ejercicio de ningún tipo.

yoga para embarazadas
yoga para embarazadas

BENEFICIOS DEL YOGA PARA EMBARAZADAS


  • Desarrollo de la fuerza y la resistencia

El yoga para embarazadas tonifica el cuerpo para adecuarlo al nuevo peso y que te sientas más fuerte y resistente.

  • Mejora del equilibrio

Nuestro equilibrio es desafiado físicamente a medida que el feto crece dentro del cuerpo. Emocionalmente estamos drenados debido a los aumentos de progesterona y estrógeno. Como intentar centrarse en la celebración y respirar a través de cada postura de yoga, que son capaces de afinar nuestro equilibrio físico y emocional.

  • Alivia las tensiones musculares y óseas que generan molestias

Con los cambios corporales la espalda, las caderas y las piernas soportan el peso y los cambios esrtucturales que pueden provocar dolores y pinzamientos. Con el yoga para embarazadas se mejorará la circulación y se estiran los músculos para tenerlos fuertes y tonificados. La ciática o el lumbago son una de los problemas más habituales que pueden calmarse con la práctica del yoga.

  • Ayuda a relajar el cuerpo y la mente. Practicar la respiración.

Se realizan ejercicios de respiración que ayudan a quitar el estrés y mantenernos relajados.Cuando esto sucede las funciones corporales trabajan mejor y nos ayuda a dormir mejor. Tomar consciencia de la respiración ayuda en el momento del parto.

  • Crea un vínculo entre la madre y el el bebé

Con la concentración se toma conciencia del cuerpo y se siente los cambios que se están produciendo en nuestro interior.

  • Mejorar la circulación y reducción de la retención de líquidos.

Tanto la circulación sanguínea y linfática se mejorarán con la práctica del yoga para embarazadas. En este estado los cambios producen que no circulen correctamente produciendo piernas y pies hinchados. Con los ejercicios de yoga los músculos y huesos se estiran y recolocan restableciendo la situación de cada parte que hace que las funciones corporales trabajan perfectamente.

Realizar yoga para embarazadas es una de las actividades que además ayuda a mejorar el estado de ánimo y el bienestar de la futura mamá.

Recuerda comunicar a tu profesor de yoga el nuevo estado para que te guíe y adapte los ejercicios para el embarazo.